Letizia Tomassone: “El recorrido de las iglesias protestantes desde el prejuicio hasta la completa inclusión de las personas LGBT”

Resumen: La historia comienza en los años 1970 y 1980, con la experiencia de algunas personas en el “Centro Ecuménico Agape”, una Academia internacional de la Iglesia Valdense en Italia, de la que fue Directora en los años 90 y que hospeda, entre otras conferencias, también reuniones de cristianos LGBT. Estas personas llegan en chaqueta y corbata, como con una máscara de respetabilidad, para luego cambiar y reaparecer en los colores vivos y alegres de su vida gay durante la semana del encuentro.
Este cambio de ropa, que se repetía al final de la semana, expresaba claramente la necesidad de ocultamiento existente en Italia en aquel momento, especialmente para las personas homosexuales. Pero acostumbrarse a la libertad hace crecer la libertad, y estas semanas empezaron a influenciar las maneras de vivir de gays y lesbianas fuera del Centro Agape. No es acaso la vocación de la Iglesia la de ser el lugar de la libertad? De ser el sitio de un banquete así de bien preparado que migajas de libertad pueden caer también para aquellos que se esconden debajo de las mesas por temor a ser perseguidos? Relatar a sí mismos es una de las tantas vías hacia un mundo de mayor autenticidad y de verdad.
Pero si los intersticios y los huecos se amplían, el edificio entero está en peligro de derrumbe. Y en efecto, esto es lo que queremos realmente: que este edificio de hetero-normatividad se caiga también en las iglesias, porque se trata de un edificio que esconde y deslegitima cada otra experiencia de sí y del mundo.

.
Letizia Tomassone es pastora de la Iglesia Valdense en Italia, nacida en 1957, un hijo de veinte años, fue vice-presidenta de la Federación Italiana de las Iglesias Evangélicas (2006-2012) y es actualmente encargada del curso de Estudios Feministas y de Género en la Facultad Valdense de Teología de Roma. Forma parte desde su comienzo de la Coordinación de las Teólogas Italianas. Ha sido directora del Centro Ecuménico Agape, donde ha desarrollado su teología feminista y progresista también en diálogo con personas gay y lesbianas.
Sus intereses particulares están ligados al diálogo interreligioso y ecuménico y a la preocupación por la sanación del equilibrio ecológico de la Tierra, sometida a amenazas medioambientales.

Actualmente es coordinadora de la Comisión BMV sobre “fe y homosexualidad” y está empeñada desde hace décadas en el movimiento LGBT por los derechos civiles y por una cada vez mayor dignidad de las personas LGBT en las iglesias, como criaturas de Dios.

Annunci